Eliminación de tatuajes con LÁSER Q-SWITCHED


Desde Clínica Marisa Tirado ofrecemos un servicio altamente demandado para la eliminación de tatuajes ya bien sean de color o negros de una forma segura, eficaz y en pocas sesion
es*, destacando además, su aplicación en la eliminación de pigmentaciones de cejas ofreciendo muy buenos resultados.

Además la tecnología Q-Switched nos permite también la eliminación de lesiones pigmentadas benignas de la  piel evitando de esta forma otras técnicas invasivas.

Cómo funciona?

El láser Q-Switched emite en diferentes longitudes de onda específicas para cada uno de los colores que puede presentar un tatuaje o lesión pigmentada.

La luz absorbida por el pigmento hace que éste se fragmente en pequeñas partículas que serán eliminadas por mecanismos fisiológicos.

Dicho proceso de ruptura se realiza por un efecto fotoacústico provocado por la alta energía láser generada en nanosegundos que evita cualquier efecto térmico sobre la piel. Tras el tratamiento con el  láser Q-Switched la zona tratada puede mostarse enrojecida o inflamada, esto es normal y desaparece en poco tiempo!

 

Sesiones y resultados: 

*El número de sesiones siempre dependerá del tamaño, localización, profundidad, color de los tatuajes y lesiones pigmentadas así como el  tiempo que ha transcurrido desde la realización de dicho tatuaje.  Las sesiones deberán espaciarse en un intervalo de 4 a 5 semanas, para permitir que el organismo elimine la máxima cantidad de pigmentos y la piel se regenere.

Los resultados de una única sesión serán visibles entre 4 y 6 semanas.

Recordad que el número de sesiones suficientes para la eliminación del tatuaje dependerá del criterio facultativo y según paciente. 

Dí adiós a ese tatuaje en las mejores manos!